LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

Vidina Espino pide la dimisión de Rodríguez porque un consejero de Hacienda no puede ocultar las cuentas de su partido

La portavoz del Grupo Mixto le ha preguntado cómo van los canarios a confiar en alguien que durante cuatro años no ha presentado la contabilidad para que no fuera fiscalizada

La diputada advierte al Gobierno que Canarias se ha empobrecido y que es la comunidad autónoma donde más personas no pueden llegar a fin de mes

 Espino propone dos medidas: una tarjeta monedero para que las familias puedan comprar material escolar en septiembre y que se dupliquen las deducciones actuales por gastos escolares en el tramo autonómico del IRPF

Publicidad

La portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha pedido hoy la dimisión de Román Rodríguez porque “un consejero de Hacienda no puede ocultar durante cuatro años las cuentas de su formación política para que no sean fiscalizadas”. ¿Y es usted quien maneja las cuentas de esta comunidad autónoma? ¿Pero en manos de quién estamos? ha lamentado la diputada.

Espino ha advertido a Rodríguez que tendrá que dar muchas explicaciones a los canarios porque no se puede confiar en un consejero que no ha presentado sus propias cuentas. También le ha recordado que tiene no solo un problema con el cumplimiento de la ley sino, además, un problema existencial porque “su partido no existe” ya que, por sentencia judicial, ha sido expulsado del registro de partidos.

Por este motivo, la portavoz ha decidido dirigir su comparecencia de hoy al resto de formaciones políticas del Pacto de Las Flores que todavía existen aunque, antes, le ha exigido al consejero que no siga recaudando de más a costa del sufrimiento de los canarios porque el Gobierno tiene margen de sobra para bajar los impuestos. La portavoz ha reclamado “medidas justas y razonables” para que las familias, autónomos y pequeñas empresas puedan hacer frente a una inflación disparada que los ha empobrecido más, situando a Canarias en la comunidad donde más personas no pueden llegar a fin de mes.

Publicidad

“No estoy pidiendo que eliminen impuestos, sino que no sigan recaudando de más”, ha aclarado la diputada que ha explicado que, según datos de la Agencia Tributaria Canaria, de enero a mayo, el Gobierno ha recaudado más de 2.000 millones de euros, lo que supone un 33 por ciento más si se compara con los mismos meses del año anterior. “Es una cifra que está muy por encima de sus propias previsiones”, ha apuntado. Ese incremento se debe sobre todo al IGIC que, para Espino, “es el más injusto de todos los impuestos porque lo paga todo el mundo, independientemente de su patrimonio o renta”.

Espino le ha insistido a PSOE, Podemos y Agrupación Socialista Gomera que el Gobierno no puede seguir actuando como si no ocurriera nada y les ha reprochado que siga instalado en la inacción a la espera de que sean otros los que busquen las soluciones. “Es cierto que el paro ha bajado pero tan cierto como que quedan otras 190.000 personas sin trabajo, de los que 90.000 no cobran prestación”, ha apuntado.

La portavoz ha explicado que ese descenso del paro se explica por el empleo público “que podemos sostener gracias a los fondos europeos, que se acabarán”. También por el efecto rebote en el turismo tras la pandemia y por el emprendimiento de nuevos autónomos. Pero “es necesario que la partida de ayudas a nuevos autónomos sea suficiente y que no se agote todos los años por estas fechas o que la prórroga de la tarifa reducida sea automática y no tengan que adelantar los pagos”, le reclamó a la consejera de Economía.

Medidas

Ante esta situación económica y social tan complicada, la diputada le ha preguntado al Gobierno cómo cree que van a poder pagar las familias canarias hasta 500 euros por hijo en material escolar para la vuelta al cole el próximo mes de septiembre y ha propuesto dos medidas: Una ayuda directa de al menos 100 euros por hijo para la compra de libros y material escolar y que se dupliquen las deducciones actuales por gastos escolares en el tramo autonómico del IRPF.

“Estas deducciones solo le cuestan cinco millones al erario público. No digan que no los tienen cuando el año pasado cerraron las cuentas con 200 millones de superávit”. Espino ha insistido que “recursos hay”pero el problema está en que este Gobierno “no los ejecuta o los malgasta en publicidad y propaganda o en sociobarómetros para inflar futuros resultados electorales”.

 

Publicidad
Publicidad