LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

Varapalo a la Ciudad de la Justicia: los tribunales tumban la Junta de Compensación y ponen en duda la legalidad del Plan General de Puerto del Rosario

El PP, preocupado por el silencio del grupo de gobierno de Puerto del Rosario: «Queremos saber cuál es la hoja de ruta a seguir y los plazos para sacar adelante este proyecto», reclama Fernando Enseñat

La sentencia da la razón a las alegaciones presentadas por la DISA que fueron desestimadas el 16 de octubre de 2017 y condena al ayuntamiento a pagar las costas

El Presupuesto del Gobierno de Canarias solo contempla 790.000 euros para la construcción de la Ciudad de la Justicia en 2020

Publicidad

Los concejales del Partido Popular en Puerto del Rosario muestran su «preocupación» por el silencio del grupo de gobierno ante la sentencia que anula el acuerdo plenario en el que se aprobaron los Estatutos y las Bases de Actuación que rigen la Junta de Compensación del ámbito de actuación SUNCRE Ciudad de la Justicia así como el proyecto de compensación para los propietarios.

«Y no solo eso», explica el concejal Fernando Enseñat, «el tribunal pone en duda la legalidad del Plan General de Puerto del Rosario, por lo que pedimos al gobierno municipal que explique a los ciudadanos cuál es la hoja de ruta a seguir tras este varapalo judicial».

Los concejales del PP creen que «es muy grave que la sentencia abra la puerta a la ilegalidad del Plan General porque nos dejaría sin una herramienta que daba seguridad jurídica a los inversores y a los vecinos de Puerto del Rosario en los próximos diez años. Los concejales de gobierno no pueden mirar para otro lado», lamentan.

Disa había presentado alegaciones al acuerdo en el que se conformó la Junta de Compensación al considerar que la parcela situada en la Avenida Marítima y vinculada en el Plan General al desarrollo de la Ciudad de la Justicia que se situará en la trasera del cuartel, era un suelo urbano y no un suelo urbano no consolidado como establecía el Plan General. «Las

alegaciones fueron desestimadas», asegura el Fernando Enseñat. «Y ahora el tribunal anula tanto el acuerdo como la junta de compensación por lo que estamos como al principio». A la sentencia, cabe interponer recurso de apelación.

Una conclusión a la que el juez llega después de comprobar que todo el suelo del entorno de la parcela de la DISA en la avenida marítima, fue fijado como consolidado en el año 2002 a pesar de que no contaban con los servicios urbanos que sí tenía esta parcela en concreto. «En apenas tres folios, la jueza despacha la cuestión porque queda más que probado que el suelo es urbano consolidado y, por eso, condena a costas al ayuntamiento. Una vez más, los vecinos tendrán que hacer frente a los desastres de la administración».

El ámbito de actuación es de 30.000 m² en el Cuartel, propiedad del Instituto de Vivienda, Infraestructuras y Equipamiento de la Defensa, por un lado, y de una parcela de unos 12.000m², que pasaba a la DISA para compensar con suelo edificable la parcela situada en la avenida marítima.

El Ayuntamiento por otra parte, obtenía la cesión de espacios libres y dotaciones, más el 10 por ciento de aprovechamiento, lograba la cesión del suelo al Gobierno de Canarias para alojar la Ciudad de la Justicia en la trasera del acuartelamiento militar y se avanzaba en la posibilidad de disponer del suelo de la Disa para uso público y continuar abriendo la ciudad al mar. «Todo eso queda ahora anulado», explica Enseñat.

Además, la sentencia se hace mención a que el Ayuntamiento reconoce que, en la parcela de la DISA situada en la avenida marítima, se prevé realizar un aparcamiento público y, después, otras cuestiones relacionadas con las iniciativas vecinales.

El Gobierno de Canarias había previsto iniciar las obras de la Ciudad de la Justicia en enero de 2020. «Se estancan así dos proyectos importantes para el desarrollo de Puerto del Rosario: la construcción de nuevos juzgados y la apertura al mar de la ciudad», lamenta Fernando Enseñat que recuerda que en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias se prevé una partida de 720.000 euros para el proyecto.