LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

Sí Podemos Canarias quiere que el Gobierno se involucre en investigar el acoso al que se sometió a la sargenta del Seprona de Lanzarote Gloria Moreno

Manuel Marrero recuerda “fue la primera y única persona que respondió a las denuncias de ecologistas y organizaciones para frenar la caza ilegal de pardelas”.

También solicita que el Ministerio de Interior “refuerce la dotación de efectivos y medios materiales” del destacamento del Seprona en Lanzarote.

El Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias pedirá al Gobierno de Canarias que inste al Ministerio del Interior a “abrir una investigación con el fin de aclarar los motivos de la apertura de 8 expedientes disciplinarios a la jefa del destacamento del Seprona de Lanzarote”, Gloria Moreno, “y determinar si responden a la obligación legítima de los mandos de sancionar conductas reprobables de sus subordinados y subordinadas o, por el contrario, constituye un ejercicio de arbitrariedad”.

Publicidad

El portavoz parlamentario Manuel Marrero, para quien la sargenta Moreno “sufrió un verdadero acoso al ser sancionada sin empleo y sueldo por realizar su trabajo en defensa del medio ambiente en su implicación contra el maltrato animal”, presentará una iniciativa en tal sentido en la Comisión de que se celebra mañana y espera recabar el apoyo del resto de fuerzas de la Cámara regional.

“Gloria Moreno fue perseguida por querer hacer bien su trabajo de protección de la naturaleza, ante la impunidad en la que supuestamente desde hace décadas se venían desenvolviendo algunas personas en Canarias”, afirma Marrero.

Al respecto, el portavoz recuerda que la sargento Moreno “no solo fue la primera mujer en ocupar ese cargo y la única del destacamento de Lanzarote sino la primera y única persona que respondió a las denuncias de ecologistas y organizaciones que defienden a la naturaleza, para frenar la caza ilegal de un ave especialmente protegida”

“Denunció por este hecho a 19 hombres furtivos a quienes sorprendió asando y comiendo pardelas en Alegranza, condenando a diez de ellos el Juzgado de lo Penal núm. 1 de Arrecife, y sin embargo fue objeto de 8 expedientes disciplinarios por faltas muy graves, graves y leves, e investigada en un proceso penal por falsedad documental”, incide.