LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

Sebastián Franquis: “Apoyar a los jóvenes para que puedan emanciparse es un reto de país”

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda informa en el Parlamento que va a destinar 21,2 millones de euros los próximos dos años a pagar a los jóvenes canarios la ayuda del Bono Joven de Alquiler, y que el Gobierno regional se plantea ampliar las anualidades

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha informado este pasado martes en el Parlamento regional que su departamento dispone de 21,2 millones de euros del Plan Estatal para destinarlos a pagar a los jóvenes de las Islas la ayuda del nuevo Bono Joven de Alquiler para facilitar el acceso de la juventud a una vivienda digna y su emancipación del hogar familiar.

“Ayudar a la juventud española, y a la canaria en particular, es un elemento clave en las políticas de las administraciones públicas. Apoyar a los jóvenes, uno de los sectores más vulnerables de la sociedad y el que más ha sufrido las últimas grandes crisis, es un reto de país”, señaló Sebastián Franquis, “los jóvenes de hoy han tenido que vivir una crisis económica severa, la crisis del Coronavirus y ahora la de la guerra en Ucrania, por tanto, es una obligación y un reto para todas las administraciones públicas darles apoyo, y en eso estamos en el Gobierno de Canarias”.

Esta ayuda va destinada a jóvenes de entre 18 y 35 años con bajos salarios, y será compatible con otras del Plan Estatal, como el alquiler joven y su objetivo principal es promover la emancipación juvenil. Como señaló el consejero Franquis, el colectivo juvenil en España acumula una de las tasas de paro más altas de la Unión Europea, además son los jóvenes los que más contratos temporales acumulan. Estos indicadores, sumados a los elevados precios del alquiler, han hecho que la tasa de emancipación juvenil sea la más baja de los últimos 20 años: un 14,9 %, según el Consejo de la Juventud de España (CJE).

Sebastián Franquis aseguró que en Canarias un total de 472.785 personas configuran la población residente con edades comprendidas entre 18 y 35 años suponiendo el 21,06% del total de la población de nuestro Archipiélago. “Son el sector más débil de la sociedad, el que más precariedad arrastra y por eso, desde el Gobierno de Canarias nos planteamos incrementar la partida destinada a esta ayuda que llega desde el Estado y ampliar las anualidades más allá de 2023”, anunció el consejero Franquis.

Los requisitos de los solicitantes de esta ayuda son sencillos, ya que deberán tener entre 18 y 35 años y acreditar rentas del trabajo inferiores a tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) o, lo que es lo mismo, unos ingresos anuales por debajo de 24.318 euros. También habrá que acreditar una vida laboral de, al menos, tres meses de antigüedad, en los seis meses inmediatamente anteriores al momento de la solicitud, o una duración prevista de la fuente de ingresos de, al menos, seis meses contados desde el día de su solicitud.

Otra de las características de este programa es que el bono entrará en funcionamiento con carácter retroactivo desde el 1 de enero. La ayuda se podrá recibir durante un máximo de dos años siempre que en ese plazo se cumplan los requisitos establecidos.