Web oficial de Dunas FM Fuerteventura

La Guardia Civil denuncia varias infracciones administrativas en relación a la protección de la naturaleza

0 238

Concretamente fueron dos denuncias a la ley de residuos, una a la de aguas y cuatro en materia de pesca

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha denunciado durante el pasado mes de marzo diferentes infracciones administrativas en las islas de La Graciosa, Lanzarote y Fuerteventura, concretamente y por orden han sido tres, una y tres.

 

Denuncias en La Graciosa

En el marco de las funciones relacionadas con la conservación de la naturaleza y el medio ambiente, los agentes del SEPRONA llevaron a cabo la denuncia de tres infracciones en la citada isla.

De ellas dos han sido por infracciones a la Ley 1/1999, de 29 de enero, de Residuos de Canarias (Infracción grave -Art. 38.3.b – que puede suponer multas de hasta 300.000 euros, cese de la actividad y suspensión de la actividad, clausura de las instalaciones, inhabilitación profesional temporal), sobre el abandono de vehículos a motor en la isla, concretamente en las calles de la localidad de Caleta de Sebo, los cuales presentaban claros signos de deterioro y estaban medio desguazados. Además los agentes consultaron la correspondiente base de datos de la Jefatura Provincial de Tráfico, comprobando como ambos vehículos –de tipo todoterreno- carecían de seguros de responsabilidad en vigor, denunciado la Guardia Civil a sus propietarios, una empresa con sede en Tenerife y un vecino de la isla.

Las denuncias y los informes fotográficos han sido remitidos a la autoridad encargada del correspondiente expediente sancionador, en este caso la corporación municipal.

La tercera infracción administrativa denunciada en La Graciosa fue al Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, sobre la Ley de Aguas, al observar los agentes en el exterior de una vivienda de la mencionada localidad un pozo de aguas residuales procedentes de aquella, solicitando la documentación formal al propietario de la casa colindante, quien reconoció a los agentes que era suyo pero que no tenía la autorización preceptiva correspondiente, siendo denunciado por ello y enviándola al Consejo Insular de Aguas de Lanzarote para la apertura del correspondiente expediente administrativo sancionador.

Denuncias en Fuerteventura

En el marco de las funciones relacionadas con la conservación de la naturaleza y el medio ambiente, los agentes del SEPRONA llevaron a cabo la denuncia de tres infracciones en la citada isla.

Por ello realizaron varias vigilancias en la zona de Majanicho de cara a evitar el marisqueo ilegal de lapas y mejillones, que en la mayoría de las ocasiones se ha detectado que es para su posterior venta en negocios de hostelería cercanos.

De esta forma identificaron en el área citada a dos varones – vecinos del municipio de La Oliva- de 19 y 25 años de edad con una bolsa plástica que contenía 15 kilogramos de “lapa de pie blanco”, manifestando a los agentes que carecían de licencia alguna de pesca o autorización para ello, informándoles los agentes que además estaba prohibida y se encontraba en época – 2700 ORDEN de 18 de mayo de 2011 del Gobierno de Canarias- de veda, por lo que fueron denunciados por una infracción a dicha normativa y a la Ley 17/2003, de 10 de abril, de Pesca de Canarias.

Las denuncias y el informe fotográfico han sido remitidas a la Consejería de Agricultura y Pesca del Gobierno de Canarias, autoridad encargada del correspondiente expediente administrativo sancionador, cediendo los agentes del SEPRONA el género intervenido a una entidad o comedor social de Puerto del Rosario.

La tercera denuncia fue también por una infracción a la Ley 17/2003, de Pesca de Canarias, en esta ocasión por no justificar la trazabilidad de 18 kilogramos de pescado que se ofrecía en un restaurante del mencionado municipio de la Oliva, tras las sospechas de los agentes del SEPRONA de que estuviera comprando pescado a los furtivos o a pescadores

particulares, sin cumplir el mismo con las condiciones sanitarias exigidas al no pasar por la preceptiva cofradía.

Por ello el propietario del restaurante fue denunciado, reconociendo el mismo a los agentes que no podía justificar documentalmente el género (cabrillas, bocinegros y pez perro) en cuestión, al habérselo comprado a un pescador particular de la zona. La denuncia y el informe fotográfico fueron remitidos a la autoridad encargada del correspondiente expediente administrativo sancionador, la citada Consejería.

Denuncia en Lanzarote

La última de las denuncias se produjo en la localidad de Playa Blanca, en Yaiza, cuando los agentes del SEPRONA denunciaron a una persona por tenencia de pescado prohibido con fines comerciales (guelde- Atherina presbyter), no contando con ninguna autorización y sin las pertinentes condiciones sanitarias preceptivas al no tener su origen en una cofradía o lonja.

De esta manera la persona, un varón vecino del municipio dicho, fue localizada por los agentes en una de las calles de Playa Blanca con pescado cuya venta está prohibida con fines comerciales – aunque puede ser utilizado como carnada de pesca- además de no acreditar la trazabilidad y careciendo de etiquetado alguno, por lo que fue denunciado a la Ley 17/2003, de 10 de abril, de pesca de Canarias, al artículo 70 4.b y c. Los agentes remitieron junto con el informe fotográfico a la autoridad encargada del correspondiente expediente administrativo sancionador, la citada Consejería.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies