LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

Nereida Calero demanda cambios en los requisitos para que no se tengan que devolver las becas del año pasado

Publicidad

La diputada instó a publicar la orden ya para agilizar su gestión porque a muchos les costará iniciar sus estudios sin recibirlas

· Jesus Machín pide

La diputada del Grupo Nacionalista Canario, Nereida Calero, ha pedido hoy a la consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes que establezcan las fórmulas necesarias para cambiar los requisitos en cuanto a créditos matriculados y superados para que los estudiantes no tengan que devolver las becas del año pasado, porque recociendo que se les ha hecho muy difícil alcanzar el rendimiento académico exigido “supondría un varapalo económico más para las familias con dificultades”.

La pandemia ha venido a complicar la situación de las familias que apuestan por la formación superior de sus hijos. Las cifras de personas sin ingresos, en paro, en ERTES o con sus negocios a la mínima rentabilidad, son realmente preocupantes. Tanto, que muchos se han visto obligados a acudir por primera

vez en su vida, a solicitar ayudas sociales para afrontar cosas tan básicas como el alquiler o la comida.

Necesitan la ayuda que las becas le proporcionan para poder afrontar los estudios, y los gastos que suponen las matrículas, materiales, alojamientos, transporte de todo tipo, y sin las becas “lamentablemente tendrán que abandonarlos”.

En cualquier caso, no cabe hacer cálculos con las rentas de años anteriores, porque la situación de muchas familias es radicalmente distinta, y está claro, “que también hay que hacer cambios en las bases de becas en este sentido”.

Calero instó a publicar la orden ya, porque las familias necesitan saber si cumplen o no los requisitos y si podrán afrontar los gastos, y además, agilizarlas al máximo, porque a muchos les costará iniciar sus estudios sin recibirlas.

Por último, en cuanto a las ayudas al desplazamiento para estudiantes que cursen sus estudios fuera de su isla, y que se pusieron en marcha en el curso 2016/2017, la diputada reclamó “mantener como mínimo esos cuatro trayectos al año, en barco o en avión y que se agilicen al máximo, porque ahora los estudiantes lo necesitan más que nunca”.