LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

La Guardia Civil levanta acta de denuncia a 34 asistentes de una fiesta ilegal en Esquinzo, en el municipio de La Oliva.

Los asistentes difundieron numerosos videos en redes sociales donde se observaba el incumplimiento de las medidas de prevención frente al Covid-19.

Varios de los identificados contaban con denuncias previas por el incumplimiento de la normativa sanitaria de prevención y contención del Covid-19.

La Guardia Civil del Puesto Principal de Corralejo, en colaboración con el Equipo de Policía Judicial de Puerto del Rosario y en coordinación con la Policía Local de La Oliva, han procedido a la identificación de los asistentes a la fiesta ilegal que se celebró el pasado día 09 de enero en la playa de Esquinzo, El Cotillo, del término municipal de La Oliva y cuyas imágenes fueron difundidas en diferentes redes sociales por los participantes.

 

El día de los hechos, más de 60 jóvenes acudieron a una fiesta privada en la citada playa sin hacer uso de mascarillas, consumiendo bebidas alcohólicas y fumando sin guardar la debida distancia de seguridad, todo ello contrario a la normativa sanitaria de prevención y contención del Covid-19. Ese mismo día y a pesar de la presencia policial, los agentes actuantes tomaron la decisión de no identificar a los participantes, dado que su presentes podría haber desembocado de un problema de orden público e incluso haber puesto en riesgo el integridad física de los asistentes, dado que se trata de una zona rocosa de difícil acceso, por lo que se recabó información suficiente para comenzar las pesquisas tendentes a la identificación de los presentes.

 

La línea de investigación se centró en los perfiles que los asistentes tenían en distintas redes sociales, donde publicaron videos y fotografías. Además, en los aledaños del lugar de ocurrencia de los hechos se encontraban numerosos vehículos estacionados, por lo que las placas de matrícula permitieron identificar a sus propietarios. A este respecto cabe destacar que dicha zona es un lugar aislado y que a la hora en la que concurren los hechos, permite deducir que todo vehículo allí estacionado estaba directamente relacionado con la fiesta celebrada, no cabiendo posibilidad de que existiera algún vehículo cuyo conductor estuviese realizando cualquier otra actividad que no fuera la asistencia a la fiesta.

Se obtuvo la plena identificación y se levantó acta de denuncia a 34 de los asistentes, parte de ellos turistas no residentes de distintas nacionalidades, concretamente 16 ciudadanos españoles, 5 alemanes, 4 británicos, 3 italianos, 3 franceses, 2 finlandeses, 1 lituano y 1 polaco.La investigación policial continúa con el fin de identificar plenamente a la totalidad de los asistentes, dada la gravedad de los hechos.

 

Las infracciones en las que han incurrido estas personas, llevan aparejada distintas sanciones multas en sus distintos conceptos y tipificaciones, en función de la infracción:

 

Leve que va desde los 100 euros a 3000 euros, por no llevar o no llevar correctamente la mascarilla, que evite emisiones de boca o nariz, y en esa misma cuantía por fumar en la vía pública sin garantizar la debida distancia de seguridad de 2 metros.

 

Grave que va de 3001 a 60.000 euros por consumo de alcohol en la vía pública en grupo superior a 10 personas; y a tenor la gravedad de los hechos, y el riesgo para la salud pública generado, pudiera corresponder sanción multa tipificada.

 

Muy Grave en su concepto la realización de otras acciones u omisiones que infrinjan las obligaciones restringidas por el Estado o la CC.AA de Canarias, que produzcan un riesgo o un daño grave para la salud pública, que lleva aparejada una sanción que va desde 60.001 a 600.000 euros

Publicidad