LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

La Guardia Civil investiga al responsable de un centro médico privado por apropiarse indebidamente de casi 2.000 test de antígenos en Lanzarote

Los recogió de una empresa de mensajería sin ser el destinatario

El denunciante puso en conocimiento de la Guardia Civil que se había quedado con dos paquetes que había adquirido a una distribuidora y que entregaron en otro centro sanitario cercano

 

21 de diciembre de 2021.- La Guardia Civil del Puesto Principal de Tías, ha procedido a la investigación el pasado día 16 de diciembre de una persona por la presunta autoría de un delito de apropiación indebida al recibir dos paquetes con alrededor dos mil test de antígenos que había solicitado un centro sanitario cercano y que estaban valorados en más de 5.000 euros.

 

Denuncia y comprobaciones

Publicidad

La investigación se inició a raíz de la denuncia presentada por el representante de un centro médico privado en el que comunicaba que el responsable de otro centro privado cercano había recepcionado dos paquetes a su nombre, cada uno con unos 1.000 test detectores de antígenos.

 

Al parecer el denunciante tuvo conocimiento de que la mercancía la habían entregado erróneamente en otro centro sanitario, motivo por el que le solicitó el material sanitario, devolviéndole en la primera ocasión la mayor parte de lo recibido unos 800 test rápidos de antígenos y en la segunda ocasión se quedó con la totalidad del contenido del paquete recibido casi unos 1.000 test más.

 

Ante lo relatado por el denunciante, la Guardia Civil encontró indicios suficientes en la autoría de un delito de apropiación indebida, ya que los envíos se realizaron por paquetería y la cercanía de los centros médicos generó confusión en el repartidor a la hora de la entrega de los paquetes que fueron recibidos por el investigado a sabiendas de que no era el destinatario.

 

Además se apoderó de los dos paquetes sin tener que pagar nada al haber sido previamente abonado y teniendo conocimiento que se trataba de pruebas rápidas

para la detección de detección del SARS – CoV – 2, estando valorado el primer envío en 2.650 euros y el segundo en 2.451 euros. Por todo ello, se procedió a su investigación por un delito de apropiación indebida quedando las diligencias realizadas a disposición judicial del correspondiente juzgado de guardia de Arrecife

Publicidad
Publicidad