LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda pone en marcha una línea extraordinaria de ayudas al alquiler para los afectados por la erupción en La Palma

El consejero Sebastián Franquis firma la orden por la que se establece esta línea de ayudas que tendrá una dotación inicial de 3,2 millones de euros y se abonará durante 36 meses a los inscritos en el registro único de afectados que lo soliciten y cumplan los requisitos

 

Publicidad

Con la creación de esta ayuda la Consejería quiere dar respuesta a la demanda de numerosas familias desalojadas que ya viven de alquiler y que prefieran esta opción hasta que reconstruyan sus casas

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha iniciado hoy la tramitación de la Orden por la que se pone en marcha la creación de una ayuda extraordinaria de emergencia para ayudar a pagar el alquiler a las decenas de familias afectadas por el volcán de La Palma que han perdido sus hogares para garantizarles un hogar de manera temporal en tanto se reconstruyen sus casas. Con la creación de esta ayuda, que ya fue anunciada por el presidente Ángel Víctor Torres durante la celebración de la Comisión Mixta para la Reconstrucción, Recuperación y Apoyo a La Palma celebrada el pasado miércoles, se da respuesta, principalmente, a la demanda de numerosas familias que perdieron su vivienda habitual durante la erupción y viven de alquiler desde hace semanas, para que se les ayude a hacer frente a estos gastos.

“Se trata de abrir una línea de ayudas de alquiler que se complemente con las otras ayudas que ya se están implementando, como la compra de casas o la instalación de casas prefabricadas para atender las necesidades de vivienda de las familias afectadas por la erupción”, señaló el consejero Franquis, “de las entrevistas realizadas por el equipo técnico de trabajadoras sociales a los desalojados hemos extraído la conclusión de que hay numerosas familias que han perdido su hogar, que ya viven en una casa alquilada y que prefieren que se les pague el alquiler durante un periodo de tiempo más o menos largo en un lugar en el que se encuentren más adaptados y más cómodos, a que se le entregue una vivienda provisional en las zonas previstas para la compra de esas nuevas casas”.

Esta nueva línea de ayudas al alquiler específica para los afectados por el volcán será gestionada a través del Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) y forma parte del paquete de medidas que el Gobierno de Canarias está poniendo en marcha para atender la emergencia habitacional que sufren muchas familias del Valle de Aridane que se han quedado sin casa por la erupción. Para poner en marcha esta ayuda la Consejería dotará al ICAVI con una aportación inicial de 3,2 millones de euros repartidos en los próximos tres años.

Los alquileres se pagarán a los afectados que ya estén apuntados en el registro único de damnificados puesto en marcha por el Gobierno de Canarias y que así lo manifiesten en su inscripción, por tanto, no tendrán que realizar ningún trámite nuevo para solicitarlas. Tendrán derecho a recibir estas ayudas, durante un período máximo de 36 meses, todas las familias inscritas en el registro único que justifiquen haber perdido su vivienda habitual por la erupción y aporten los justificantes del pago del alquiler.

Podrán solicitar estas ayudas tanto los propietarios de viviendas destruidas o declaradas inhabitables, como los arrendatarios que vivían en una casa que fuera su vivienda habitual y también resultara destruida o declarada en ruinas a causa de la erupción. En este caso, en el de los que vivían de alquiler antes de la erupción, la ayuda consistirá en el abono de la diferencia entre las rentas del alquiler anterior y de la nueva vivienda, también por un periodo máximo de 36 meses.

La Consejería estima que estas ayudas de emergencia al alquiler comiencen a tramitarse a finales de este mes y se pagarán de manera cuatrimestral previa presentación de los justificantes de pago. La cuantía máxima que pueden alcanzar estas ayudas no podrá superar el importe de 6,6 euros por metro cuadrado útil y mes por vivienda, de acuerdo a los precios que el Sistema Estatal de Índices de Alquiler de Vivienda establece para los municipios afectados por la erupción. De esta forma, queda establecida que la ayuda máxima a pagar a cada familia será hasta un máximo de 594 euros al mes.

Publicidad
Publicidad