LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

La capital y SEGITTUR analizan la accesibilidad del municipio para su posterior conversión en destino turístico inteligente

El siguiente paso abarca la elaboración del informe diagnóstico y el plan de acción para transformar a Puerto del Rosario en modelo DTI

 

El alcalde del Ayuntamiento de Puerto del Rosario, Juan Jiménez, acompañado de la concejala de Turismo, Sonia Álamo, y la concejala de Movilidad y Accesibilidad, Lilian Concepción, mantuvieron una reunión con el representante de SEGITTUR (Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas), Delfín Jiménez, para evaluar el último de los cinco ejes que conforman el procedimiento de conversión de la capital majorera en destino turístico inteligente: la accesibilidad. Los cuatro primeros aspectos de actuación para la transformación al modelo DTI: la gobernanza, la tecnología, la innovación y la sostenibilidad, ya habían sido auditados por parte del equipo de SEGITTUR conjuntamente con el equipo de la Concejalía de Turismo y técnicos municipales.

El informe diagnóstico que se elaborará, tras este análisis previo del grado de cumplimiento de los cinco ejes, tiene en cuenta elementos de gestión y de normativa en materia de accesibilidad y su aplicabilidad en espacios, infraestructuras y en la tecnología que se utilice en el destino de cara al turista.

Para ello, ya se han mantenido entrevistas con el arquitecto municipal, Rogelio Gil, la concejala de Servicios Sociales, Yanira Domínguez, y el ingeniero asesor del área de Movilidad y Accesibilidad, Diego Naya, y se han visitado algunos recursos turísticos para comprobar la accesibilidad de los mismos, entre los que se incluyen la Oficina de Turismo, playas, la ruta del Parque Escultórico, el Museo de Unamuno, la Casa de la Cultura, el Auditorio Insular, el Palacio de Formación y Congresos, la ruta de los Hornos de Cal y el Centro de Arte Juan Ismael.

Publicidad

Una vez analizada la información anterior, el equipo de SEGITTUR, en su visita al destino, ha podido comprobar el grado de cumplimiento de los requisitos vinculados con los cinco ejes mencionados. Paso esencial para la elaboración del informe diagnóstico y el plan de acción para la conversión definitiva de Puerto del Rosario en Destino Turístico Inteligente.

Delfín Jiménez, representante de Segittur, mostró su interés en el municipio y describió a la capital majorera como “un destino que merece la pena visitar”.

El alcalde Juan Jiménez manifiesta que “ser un destino turístico inteligente significa ser un destino más sostenible, más accesible, que apuesta por la calidad de vida del residente y la mejora de la experiencia turística. Por ello, avanzamos, paso a paso, en el procedimiento de conversión de la capital a destino turístico inteligente, un distintivo que contribuiría a diferenciar Puerto del Rosario de otros destinos competidores y favorecer, asimismo, la mejora de su posicionamiento en la esfera turística nacional e internacional”.

Lilian Concepción, concejala de Movilidad y Accesibilidad, apunta que “la accesibilidad universal es un principio transversal y un requisito necesario también en turismo, por lo que se debe facilitar el acceso a todo tipo de productos y servicios turísticos, propuestas culturales, de naturaleza o de ocio, independientemente de las características, capacidades o condiciones del potencial visitante”.

Por su parte, la concejala de Turismo, Sonia Álamo, apunta que “una vez esté finalizado el informe, nos pondremos en marcha para realizar las actuaciones correspondientes para que la capital majorera reciba el sello de ‘Destino Turístico Inteligente’ en su compromiso con la filosofía DTI. Además, como miembro titular, podrá servirse de los servicios que esta distinción ofrece para convertir, así, a Puerto del Rosario en un espacio turístico consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantice el desarrollo sostenible del territorio turístico, que sea accesible para todos/as, que facilite la interacción e integración del visitante con el entorno y, además, incremente la calidad de su experiencia en el destino y mejore la calidad de vida del residente, entre otros puntos a favor”.