LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

Grupo Socialista define su posición en el Cabildo: “Priorizar acciones sobre los problemas reales y tender puentes al diálogo constructivo con otras formaciones políticas”

La Ejecutiva Insular del PSOE de Fuerteventura pone en valor su nutrida representatividad en todas las instituciones y apuesta por la responsabilidad y coordinación en tiempos difíciles, priorizar acciones sobre los problemas reales y tender puentes al diálogo constructivo con otras formaciones políticas

 

Los socialistas  majoreros lanzan un mensaje al “gobierno de los desavenidos”: no somos enemigos de nadie, somos rivales y de los difíciles porque sabemos estar en el gobierno y en la oposición, con igual grado de autoexigencia, responsabilidad y eficacia, y nuestro proyecto es una Fuerteventura progresista de manera que sentimos comunicarles que no van a tener una oposición fácil.

 

La Comisión Ejecutiva Insular del PSC PSOE de Fuerteventura -máximo órgano de dirección del partido- se reunía la tarde del miércoles bajo la presidencia de Eustaquio J. Santana para dar cuenta del informe presentado por el secretario general, Blas Acosta, que subraya hasta qué punto los socialistas somos necesarios, ya sea estando en el gobierno como en la oposición, para los equilibrios políticos, la recuperación económica de la Isla y el mantenimiento de la red social y para que nadie se quede atrás.

En su informe Blas Acosta recordó a los compañeros y compañeras que las principales obras de infraestructuras y servicios fundamentales que se están desarrollando en nuestra Isla son financiadas y promovidas por el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España, gobernados ambos por el PSOE, mientras la nueva mayoría que gobierna el Cabildo -“el gobierno de los desavenidos”- se dedica de forma intensa a la propaganda, a hacer oposición a la oposición y a apropiarse de los méritos ajenos.

Así mismo, el secretario general puso en valor el capital humano del PSC PSOE de Fuerteventura y la importante representatividad con la que contamos, con un nutrido número de cargos relevantes en el Gobierno de Canarias repartidos en áreas que son estratégicas para nuestra Isla, un diputado en el Congreso de los Diputados, una senadora por nuestra Isla que barrió en apoyos a sus  adversarios en las elecciones y que está haciendo un magnífico trabajo, al igual que nuestros diputados al Parlamento de Canarias y que también superaron de manera contundente a las demás fuerzas políticas de la Isla.

En relación a las sibilinas falsedades de algunos de nuestros adversarios políticos de las derechas nacional y nacionlista, la Ejecutiva socialista quiso aprovechar la ocasión para enviar una vez más un mensaje claro a la sociedad majorera: el PSC PSOE no es enemigo de nadie, ni siquiera de esas fuerzas políticas que nos atacan a menudo con tanta visceralidad y virulencia; los socialistas somos rivales políticos, y de los difíciles porque sabemos estar y para qué estamos, ya sea en el gobierno o en la oposición, con igual grado de responsabilidad, humildad y eficiencia.

En el debate posterior al informe del secretario general intervinieron algunos de los compañeros y compañeras instando a la formación a estar más cerca que nunca de los ciudadanos de nuestra Isla, para que la recuperación sea real y efectiva, solidaria, y que nadie se quede atrás

Para el PSC PSOE “estos no son tiempos para ambigüedades, humo ni para la frivolidad que cada día exhibe el gobierno de los desavenidos del Cabildo, con una presidencia aventurera y sin apenas apoyos ni votos de los ciudadanos, una CC que se prefiere tuerta con tal de ver al PSOE ciego y un PP que se conforma con hacer de convidado de piedra”.

En sus intervenciones diferentes compañeros y compañeras apelaron a la responsabilidad y la altura de miras de los socialistas para dar nuestra mejor versión en estos momentos complicados para nuestra Isla, implementar la colaboración en todos los ámbitos y tender puentes al diálogo constructivo con otras formaciones políticas siempre que sea por el bien de Fuerteventura y para frenar o contrarrestar la involución de fondo y de formas que algunos tratando de imponer en las instituciones.

Publicidad