LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD
Publicidad

Franquis: “Antes teníamos un problema de 407 millones de euros de deuda de carreteras con el Estado y este Gobierno ya lo ha resuelto”

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda anuncia la firma el próximo mes de julio de la adenda para saldar la deuda y la modificación de la cláusula que obligaba a la Comunidad a asumir con fondos propios las actuaciones que no pudieran pagarse con los 1.2000 millones firmados en 2018

Publicidad

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha anunciado hoy en el Parlamento de Canarias que el Gobierno autonómico firmará con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana el próximo mes de julio la adenda del Convenio de Carreteras dotada de 407 millones de euros con la que se dará por liquidada la deuda generada por los incumplimientos del Estado con Canarias por el anterior Convenio de Carreteras. Además, informó el consejero Franquis el Ministerio se ha comprometido, también, en la firma de la adenda, a modificar la cláusula que recoge el actual Convenio de Carreteras 2018-2027 con el Estado que obliga a la Comunidad Autónoma a asumir las obras que no puedan ser financiadas con los 1.200 millones de euros que firmó el anterior Ejecutivo regional como dotación del actual Convenio.

“Todo esto es muy sencillo. Antes había un problema con el Gobierno de España a causa del Convenio de Carreteras, y ahora, ya no tenemos ese problema. Este Gobierno lo ha resuelto y me sorprende su actitud porque parece que a ustedes les sienta mal”, afirmó el consejero dirigiéndose a los diputados de la oposición parlamentaria, “ya les decía que algunos se van a tener que tragar sus palabras porque vamos a firmar en esta legislatura, y más concretamente, el mes que viene”.

Franquis aseveró además que el anterior Gobierno regional se enfrascó en una disputa continua con el Estado por la deuda del Convenio en lugar de buscar el acuerdo, como se ha hecho ahora. “Mientras el anterior Gobierno generó una posición de enfrentamiento y de crispación con el Gobierno de España, nosotros hemos trabajado buscando el entendimiento, el diálogo y el acuerdo”, manifestó Franquis, que recordó a la oposición que “la política está para solucionar los problemas de los ciudadanos, no generar más obstáculos, al menos es así como nosotros la entendemos y es así como lo hemos hecho, consiguiendo acuerdos”.

El consejero añadió que “en diciembre de 2018, ustedes dijeron además que iban a ir a pedir el cumplimiento de las sentencias por la deuda. Lo dijeron, lo afirmaron categóricamente, pero pasaron seis meses de aquellos anuncios y no lo pidieron. ¿Por qué? Y no es porque se fueron de vacaciones, no, es porque no quisieron”, aseguró el consejero, “Nosotros, al llegar al Gobierno, entendimos que la deuda por las obras que no estaban certificadas era mejor negociarla, porque no teníamos garantías de que se pudiera ganar en los tribunales. Así lo hicimos, negociando y dialogando, y estamos a punto de firmar una adenda que soluciona toda la deuda”.

En una comparecencia solicitada por el diputado del Grupo Parlamentario Socialista, David Godoy, el consejero regional explicó también las gestiones que se han hecho para modificar el Punto 5 de la Cláusula Tercera del actual Convenio que recoge la imposibilidad de financiar todas las obras recogidas en el citado Convenio (69 actuaciones) si estas sobrepasan los 1.200 millones de euros firmados en 2018. La modificación de esa cláusula ya ha sido acordada y asumida por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en la última Comisión Bilateral del Convenio de Carreteras el pasado 20 de mayo y ese cambio se reflejará en la adenda que se firmará el julio próximo.

“Es una cláusula que nunca se había incorporado en los dos convenios anteriores y que nunca se debió incluir en el actual. ¿Qué sentido tiene firmar un convenio que se es consciente que no se puede cumplir?”, preguntó Franquis en referencia a la firma del Convenio en diciembre de 2018, “el anterior Gobierno estaba hipotecando la capacidad de que esos compromisos se pudieran cumplir en el futuro y, aún así, firmó el convenio. Y aunque el Gobierno de entonces fue advertido que no se podría cumplir el Convenio con las 69 actuaciones incluidas, que con 1.200 millones apenas daría para 28 actuaciones, en ese momento para ustedes lo fundamental era hacerse la foto con la firma”.

Publicidad
Publicidad