LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD
Publicidad

El Mercadillo de Caleta de Fuste ofrece en todos los idiomas variopintos productos y trabajos

Todos los martes y sábados de 10:00 a 14:00 horas, el Mercadillo de Caleta de Fuste invita a disfrutar de un laberinto de diversidad y todo tipo de productos.

Cada vez son más los vendedores que montan puesto en un Mercadillo que tiene garantizada una media de visita de 1.500 personas, entre turistas y curiosos residentes.

Publicidad

El Mercadillo de Caleta de Fuste, organizado por la concejalía de Comercio del Ayuntamiento de Antigua con la colaboración de la concejalía de Turismo, suma cada vez más vendedores que deciden que este Mercadillo ofrece público, ventas y seguridad para ellos y las más de mil personas que acuden por la mañana cada martes y sábado de 10:00 a 14:00 horas.

 

Desde creativos productos elaborados a mano con material reciclable, semillas, telas, cuero o chapas, dando como resultado molinos de viento, sandalias de cuero, muñecos de trapo, cuadros, u originales postales, hasta todo tipo de ropa de verano y sus complementos como cinturones, gorras o cholas, explica el concejal de Comercio, Pedro Armas, una amplia variedad que en su ordenado caos resulta un atractivo a turistas y residentes que lo visitan como una actividad más para luego seguir paseando por bares, restaurantes y comercios de la propia localidad.

 

El Mercadillo de Caleta de Fuste es un reclamo para visitar la localidad y el propio municipio, donde ningún asistente tendrá problemas de darse a entender en su idioma, sea cual sea, por acoger vendedores de Fuerteventura, otras islas, península y más de 30 nacionalidades diferentes, detalla la concejala de Turismo, Deborah Edgington.

 

El espacio acondicionado por el Ayuntamiento de Antigua para celebrar el Mercadillo de Caleta de Fuste permite aumentar progresivamente el centenar de vendedores que actualmente instalan su mercancía y trabajos en los stands preparados para tal fin, sin duda, un atractivo reclamo para el municipio, los turistas y los propios vendedores, afirma el alcalde, Matías Peña.

Publicidad
Publicidad