LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD
Publicidad

El Gobierno reconoce la labor de los profesionales del Hospital Dr. Negrín por los 43 trasplantes de corazón realizados

Publicidad

El Programa Regional de Trasplante Cardíaco inició su actividad en diciembre de 2019, cuando se realizó el primer trasplante, y se ha consolidado durante la pandemia

 

Publicidad

Al acto asistió el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, el director del SCS, Conrado Domínguez, y el director gerente del centro hospitalario, Pedro Rodríguez

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha celebrado este lunes, 9 de mayo, un acto conmemorativo del Programa Regional de Trasplante Cardíaco puesto en marcha en el centro hospitalario a finales de 2019. Al citado acto ha asistido el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, el director del SCS, Conrado Domínguez, y el director gerente del centro hospitalario, Pedro Rodríguez.

Asimismo, también estuvo presente el equipo directivo del Hospital Dr. Negrín y los profesionales implicados en este Programa de carácter regional. En el marco de este acto, que contó con la actuación del verseador canario, Yeray Rodríguez, el presidente de Canarias entregó una placa conmemorativa al director gerente del centro hospitalario, Pedro Rodríguez, y al coordinador hospitalario de trasplantes, Vicente Peña.

El Hospital Universitario Dr. Negrín celebra con toda la población canaria la puesta en marcha del Programa de Trasplante Cardíaco que ha permitido realizar, desde diciembre de 2019, un total de 43 trasplantes de corazón. Del número total de pacientes, nueve son mujeres y 34 hombres, con una edad media de 57,14 años.

Esta actividad se inició justo antes de la pandemia y se ha consolidado durante los años de presencia de la Covid-19. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, aseguró que éste es “un merecido reconocimiento a los profesionales, que incluso en la pandemia mantuvieron su actividad al máximo, logrando ya los 43 trasplantes”, lo que supone una media de 18 al año, cuando las previsiones iniciales eran de 11 al año.

La puesta en marcha de esta iniciativa ha supuesto, sin duda, un avance muy importante para toda la sociedad canaria. El más que previsible incremento del número de pacientes que van a necesitar un trasplante en el futuro en Canarias, el incremento progresivo de donantes generados en las Islas en los últimos años, y la mejora en los medios de preservación cardíaca y otros avances tecnológicos aseguran, en este momento, la viabilidad de este proyecto en las islas.

Torres quiso extender el reconocimiento también a los donantes, a los pacientes y a las familias, “que ahora ya saben que no tendrán que esperar en la península a que aparezca un órgano compatible”, un proceso de espera lejos de casa que -el presidente recordó- podía alargarse hasta un año.

Además, el centro hospitalario ha logrado avances importantes en el marco de este Programa Regional de Trasplante Cardíaco incorporando el trasplante cardíaco en asistolia a su cartera de servicios. De esta forma, el Hospital Dr. Negrín se posiciona entre los mejores de España en este ámbito al realizar este trasplante cardíaco cuyo donante ha fallecido por parada cardiorrespiratoria. Se han realizado ya cuatro trasplantes cardíacos en asistolia. También se ha implantado por vez primera en la comunidad autónoma de Canarias un sistema de asistencia ventricular a una paciente; siendo el primer sistema de asistencia cardíaca ambulatoria de larga duración que se implanta en las Islas.

El presidente de Canarias lanzó un mensaje a la ciudadanía para que se anime a donar y así aumentar la esperanza de vida de tanta gente gracias a este programa, “que es un ejemplo claro de apuesta por los servicios básicos esenciales, que salvan y protegen a los más vulnerables”, indicó. Torres remarcó lo importante que ha sido el incremento presupuestario de la Sanidad en Canarias en los últimos tres años en los que se ha alcanzado una inversión para esta área equivalente al 9,3% del PIB, siendo Canarias una de las dos únicas comunidades que superan el 9%, situándose al nivel de países como Francia o Alemania en inversión en Sanidad.

 

Participan más de 100 profesionales

Para que un trasplante se pueda realizar es necesaria la participación de más un centenar de profesionales, entre médicos, cirujanos, enfermeras, auxiliares de Enfermería, celadores, etc., mayoritariamente de los servicios de Cardiología, Cirugía Cardíaca, Medicina Intensiva, Anestesiología y Laboratorio, entre otros; además, en muchas ocasiones participan también profesionales de otros centros hospitalarios de Canarias donde se genere el donante, constituyendo por tanto el paradigma de un trabajo en equipo.

El trabajo de profesionales extrahospitalarios también es fundamental para el desarrollo de esta iniciativa. Entre estos profesionales se encuentra personal del servicio de Emergencias, los del SUC, juzgados, compañías aéreas o seguridad aeroportuaria.

Pero este trabajo en equipo tiene su piedra angular en el donante. Todo este programa se sustenta en la solidaridad y generosidad de los donantes y sus familias. Sin el gesto solidario y altruista de la donación, también mantenido por la población canaria en estos tiempos de pandemia, no es posible realizar estos trasplantes. La mayor fortaleza del programa de trasplante cardíaco de Canarias es, por tanto, la propia sociedad canaria.

El objetivo a largo plazo de este Programa de Trasplante Cardíaco se centra en ofrecer las mejores oportunidades de tratamiento a los pacientes canarios. Se trata de un proyecto consolidado en el que participan un número elevado de profesionales de este centro hospitalario pero, también, de otros centros hospitalarios de Canarias que cuidan y protegen al paciente antes de su inclusión en lista de espera y, posteriormente, tras el trasplante, por lo que se estima que tras la activación de un donante, participa en el proceso cerca de un centenar de profesionales sanitarios y no sanitarios.

Publicidad
Publicidad