LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

El Gobierno Canario anuncia que extiende la ayuda al alquiler a cerca de 500 familias palmeras afectadas por la erupción volcánica

El consejero Sebastián Franquis firma una resolución por la que se conceden nuevas ayudas a otras 161 familias que perdieron sus casas a causa de las coladas volcánicas, familias que se suman a las 327 que ya llevan varios meses cobrando las ayudas

 

El Gobierno concede a cada una de estas familias una ayuda de hasta 594 euros mensuales, es decir, 6,6 euros por metro cuadrado, de acuerdo con los precios que el Sistema Estatal de índices de Alquiler de Vivienda establece para los municipios afectados por la erupción

Publicidad

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha firmado una resolución que publica hoy el Boletín Oficial de Canarias (BOC) por el que se conceden 161 nuevas ayudas para el pago del alquiler a otras tantas familias residentes en La Palma que perdieron sus casas debido a la erupción volcánica del pasado año, familias que se suman a las 327 que ya estaban cobrando las ayudas desde que se les reconoció ese derecho en otra resolución publicada en mayo pasado. De esta forma son ya 488 las familias que se benefician de la ayuda al alquiler extraordinaria y de emergencia que la Consejería ha impulsado para atender las necesidades de las personas afectadas por la erupción del volcán de La Palma.

Para abonar las ayudas, que se corresponden con el primer cuatrimestre de este año, a estas 161 nuevas familias, el Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI) destina una partida de 249.999 euros. En mayo ya se abonaron a las primeras 327 familias beneficiarias otros 525.065 euros también por el primer cuatrimestre. Durante las próximas semanas se pondrá en marcha el proceso para proceder al pago del segundo cuatrimestre del año a estas 488 familias.

Esta ayuda se concede a las familias que perdieron su vivienda habitual, ya fuera en propiedad o en alquiler, o no pueden volver a las mismas por encontrarse dentro de las zonas acotadas por gases o por encontrarse dentro de un núcleo aislado y sin conectividad.

La ayuda se calcula con el importe del alquiler que pagan actualmente las familias afectadas o, en el caso de los que vivían de alquiler antes de la erupción, la diferencia entre la renta anterior y la actual. En todos los casos se abonará un máximo de 594 euros por familia y mes, es decir, 6,6 euros por metro cuadrado de acuerdo con los precios que el Sistema Estatal de Índices de Alquiler de Vivienda establece para los municipios afectados por la erupción.

Como ocurriera con la primera resolución de mayo, este primer pago de la ayuda a esos nuevos 161 beneficiarios se concede de forma anticipada, es decir, sin la obligación por parte de las familias de aportar previamente contrato y recibos del alquiler (de enero a abril) de su nuevo hogar. Aunque muchas de las familias beneficiarias en esta primera resolución ya han aportado sus contratos y recibos, a los que no lo han hecho aún se les da un plazo de seis meses para presentarlos y justificar esta ayuda. Para los próximos pagos, sin embargo, el ICAVI ha establecido que los beneficiarios deberán hacer este proceso previamente, es decir, deberán aportar los recibos de los pagos con antelación para cada cuatrimestre.

Estas ayudas se conceden tras los distintos requerimientos realizados por el ICAVI a principios de este año a más de un millar de personas apuntadas en el registro de Afectados para que declarasen que estaban en alquiler, cuánto pagaban por el mismo y los metros cuadrados de su casa de alquiler. De ese requerimiento se obtuvieron en un principio 327 respuestas favorables que son las primeras familias que recibieron la ayuda en mayo pasado. Sin embargo, como esta ayuda no tiene plazos, los interesados han seguido aportando documentación en los últimos meses que se ha ido tramitando y cuyo resultado es la nueva resolución que se publica hoy en el BOC y que reconoce a 161 nuevas familias como beneficiarias de esta ayuda de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias.

Desde la Consejería se lanza esta ayuda de emergencia durante un período estimado de 36 meses que puede ser prorrogado hasta que las familias desalojadas reconstruyan su hogar o dispongan de una nueva casa en propiedad. Esta ayuda se aprobó a principios de este año para ayudar a aquellas familias inscritas en el Registro Único de Afectados tanto propietarios de viviendas destruidas o declaradas inhabitables, como los arrendatarios que vivían en una casa que fuera su vivienda habitual y también resultara destruida o declarada en ruinas a causa de la erupción. Para esta ayuda se ha aprobado una partida inicial de 4.276.000 euros que la Consejería destina a esta línea extraordinaria, repartida en tres anualidades, con el objeto de financiar económicamente a aquellas personas que perdieron su vivienda habitual o no pueden acceder a la misma tras la erupción volcánica en la isla y que ahora optan por el alquiler de una vivienda de forma temporal hasta la reconstrucción de sus hogares.

Además de esta publicación de hoy el BOC publicará este mismo jueves, 8 de septiembre, una nueva resolución por la que se aprueba el pago a 58 familias de las 327 del primer lote, de la ayuda correspondiente a los meses de septiembre a diciembre de 2021, los inmediatamente posteriores a la erupción, tras justificar con recibos, que se alojaron de alquiler nada más ser evacuados.