LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

El Cabildo adquiere la Casa del Inglés de La Oliva para su rehabilitación y uso como espacio cultural

El Cabildo de Fuerteventura ha adquirido la conocida como Casa del Inglés, del pueblo de La Oliva, con el fin de rehabilitarla y darle un uso de carácter social y cultural. Se trata de una vivienda del siglo XVIII que constituye una muestra relevante de la arquitectura desarrollada por el poder económico burgués agrícola y comercial que se asentó en La Oliva.

 

La Casa del Inglés conforma junto a la Casa de los Coroneles, La Capellanía, La Iglesia de la Candelaria y varias edificaciones de arquitectura doméstica un interesante conjunto histórico en La Oliva. Su carácter singular, sus valores arquitectónicos y su importancia en el pueblo de La Oliva determinaron su declaración como Bien de Interés Cultural.

Según el presidente del Cabildo, Sergio Lloret López, “hoy es un gran día para Fuerteventura por ese compromiso adquirido por todas las instituciones, la sociedad en general y del Cabildo en preservar todo nuestro pasado como este inmueble de gran relevancia histórica y arquitectónica”. “Tras años de esfuerzos y gestiones administrativas, la Corporación insular asume el reto de poner en marcha a principios del próximo año el proyecto de rehabilitación, mejora y puesta en uso, para lo que nos coordinaremos entre Ayuntamiento, sociedad majorera y los distintos servicios del Cabildo para poner el inmueble al servicio de la sociedad en general”.

 

Para el primer teniente de alcalde de La Oliva, Pedro Amador, “es importante que el Cabildo adquiera este inmueble declarado BIC y que junto a otros bienes forman el conjunto histórico de La Oliva, como muestra de la riqueza patrimonial de la Isla.

 

Por su parte, el consejero de Cultura y Patrimonio Histórico, Rayco León, indicó que “lo que se presenta ahora es el resultado de un largo proceso, agradeciendo a todas las personas que han empujado el proyecto para llegar a buen puerto”. León destacó “la energía con la que el pueblo de La Oliva defiende su patrimonio”, y detalló que “nos espera un intenso trabajo por delante para que la casa se ponga en servicio de todos los ciudadanos y ciudadanas, y pasa a formar parte así de la vida cultural de Fuerteventura”.

 

El acto de presentación de la adquisición contó con la participación de otros representantes de Cabildo y ayuntamientos, así como el historiador Pedro Carreño y la representante de la Asociación Raíz el Pueblo, Concha Fleitas, quienes indicaron que es una satisfacción extraordinaria que se haya culminado el proceso de compra y que este edificio emblemático se vaya a recuperar para uso y disfrute de Fuerteventura.

Publicidad

 

El inmueble fue declarado BIC en 2005 y su adquisición obedece a la intención del Cabildo de disponer un edificio emblemático, relevante en el patrimonio cultural de la Isla con el objeto de su posterior rehabilitación para destinarlo a uso público.

 

El Cabildo inició el expediente para la adquisición del inmueble en 2019.El plan de actuación para la casa se está pergeñando en la actualidad y, en grandes líneas, recogerá un área sociocultural, con dependencias destinadas a resaltar los propios valores arquitectónicos e históricos de la casa, así como la investigación, artes escénicas, música, exposiciones y otros usos.

 

El importe de la compraventa asciende a 314.398 euros, tras el acuerdo alcanzado con los propietarios del inmueble, y con esta operación culmina un anhelado deseo y firme compromiso de la Institución insular por la conservación de este histórico inmueble y su entorno de protección.

 

La vivienda, de planta cuadrangular y doble altura, se articula en torno a un gran patio. Está realizada en buenos muros de mampostería, utilizando en las esquinas sillares de cantería.

La casa fue erigida por el señor Julián Leal Sicilia, cuya familia (procedente de La Palma, se dedicó a la agricultura y al comercio entre Canarias y América. Posteriormente, la casa pasó a ser propiedad de John Parkinson, naturalista inglés dedicado al estudio de la flora y fauna que pasaba largas temporadas en Fuerteventura. Es la presencia de este señor en Fuerteventura la que ha quedado en el recuerdo y aún hoy se conoce la vivienda como ‘Casa del Inglés’.

 

El señor Parkinson vendió después la vivienda y posteriormente recibió diferentes usos. Después de la guerra civil fue ocupada por el ejército, permaneciendo en ella durante varios la las tropas de infantería en una parte y en la otra un servicio de enfermería de las fuerzas militares ubicadas por ese entonces en La Oliva. 

Publicidad
Publicidad