LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

El Ayuntamiento de Pájara pone en marcha la segunda fase del plan para limpiar el palmeral de Costa Calma

Tras una primera actuación de reconocimiento por parte de GMR Canarias, se procederá a la tala de unos 200 ejemplares enfermos que presentan riesgos para las personas y para el medio ambiente

El Ayuntamiento de Pájara ha puesto en marcha este lunes, 18 de julio, la segunda fase del plan articulado para salvar el palmeral de Costa Calma. 

 

Publicidad

Tras unas primeras actuaciones de reconocimiento y retirada urgente de palmeras en mal estado, la sociedad mercantil pública adscrita a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, GMR Canarias, inicia la tala de unos 200 ejemplares dañados que presentan riesgos para las personas y para el medio ambiente. 

Publicidad

La primera fase del plan constató la presencia de la plaga ‘Diocalandra frumenti’ en más del 70% de los ejemplares del género ‘Phoenix’ inspeccionados y de ‘Opogona sacchari’ en el 60% de estos.

El alcalde de Pájara, Pedro Armas, señaló “la importancia de seguir avanzando en estas actuaciones para el Ayuntamiento y para las personas de Costa Calma, quienes llevan años demandando la atención de un entorno natural tan valioso para la zona”.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Alexis Alonso, explicó que “una vez se han identificado las palmeras en mal estado o muertas, debemos talar y retirar los ejemplares infectados con alguna plaga para la seguridad de los vecinos y vecinas y para mejorar la imagen y salud del medio ambiente, todo ello para conseguir el objetivo final de contar con un palmeral en las mejores condiciones para el pueblo”. 

La empresa encargada de ejecutar estas actuaciones es Interjardin SL, que ha realizado una valoración de la zona comprobando el estado fisiológico de los ejemplares y, en base a los daños observados, se han ido señalizando para su retirada. Tras la supervisión por parte de los servicios municipales, se ha establecido un orden priorizando aquellas zonas en las que, por su emplazamiento (cercanía de vías/calles), la caída de los ejemplares pudiera tener unas mayores consecuencias para la seguridad de la ciudadanía, en concreto en los linderos de la carretera FV 603. 

Publicidad
Publicidad