LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD
Publicidad

Diario de “una muerte anunciada”. Artículo de opinión de Rut Alaz

PRIMERA PARTE

Publicidad

Se me hace muy difícil enfrentarme a un folio en blanco, teñido de negro, dolor, incertidumbre y mucha tristeza. Con sentimientos encontrados y muy pocas soluciones factibles, muy necesarias para levantar un país herido gravemente tanto económicamente como mentalmente y en sus sentimientos.

Esto no se trata de partidos ni colores, se trata de personas y sentido común, como hemos podido observar en estos meses como nuestros vecinos portugueses con un gobierno en mismas circunstancias con el nuestro, no han tenido apenas fallecidos y una gestión muy buena de la pandemia mundial, y no como dijo la Sra.

Rivera (vicepresidenta cuarta y ministra de Transición ecológica) “el virus viene del este y Portugal esta al oeste” le recuerdo que Extremadura está al oeste también y ha tenido muchos fallecidos, igual con la cultura general del país es un dato que desconocía, como su propio presidente dijo “que Cádiz y Almería eran provincia limítrofes” Cuando todo esto empezó a ser visible para la sociedad después de ese fatídico 8M, que quedará marcado para la historia, en el cual la ministra de igualdad se contagió y ya sabemos de fallecimientos de miembras de esa cabecera, siguen sin reconocer ni pedir perdón por ese error nefasto, aludiendo que ese fin de semana se celebraron más eventos multitudinarios, pero la diferencia es que ellas, como miembras del gobierno, si tenían la información y los estudios sobre la letalidad del virus desde enero, y a través de su portavoz el Sr.

Simón tranquilizaron a la población días antes del evento diciendo que era una simple gripe y en España no habría más que dos o tres casos, casos que eran públicos porque se habían contagiado y fallecido.

Sobre las comparecencias diarias del “gabinete de crisis” de las cuales se infectaron del virus la mitad de sus componentes, se podía ver la no preparación e improvisación del gobierno, lo que trasladaba una desinformación e inseguridad a la población. Usando el argot bélico que tanto gusta a este gobierno social comunista, cada batalla era una nueva sorpresa, un día no hacían falta mascarillas, ni cuidado con ropa y zapatos de la calle, al día siguiente si, un día se hacen test masivos a la población al otro no es necesario hacer test… y todo dependiendo de las compras que se realizasen, por parte del gobierno de estos materiales, que hasta donde hemos podido saber, ya que el portal de trasparencia tan ansiado y exigido por este gobierno cuando estaba en la oposición está cerrado, partidas de mascarillas y test defectuosos a China por dos veces pero culpa de la Universidad Carlos III que las avaló (nunca culpa del gobierno), a las mismas empresas no muy transparentes, o 14 empresas sin domicilios conocidos, cuando en España hay empresas que los producen y en gran cantidad.

Publicidad

Cuando la periodista Ana Rosa Quintana denunció esto en su programa la hicieron rectificar desde el gobierno, una vez más se demostró que tenía razón.

Resultado de esta nefasta gestión, miles de sanitarios, FFCCSSEE infectados con material defectuoso y por ende población. Rozando la desfachatez, el baile de cifras para ocultar fallecidos y contagiados, que ahora se cuentan por los que se les realiza PCR, pero si “Simón dice” que no son necesarios? Por comunidades autónomas que no dan las cifras a tiempo, registro civil desbordado por las muertes, pero eso sí, te llaman para pedirte las últimas voluntades sin que tu familiar haya apareció aun y la incertidumbre de saber en qué tanatorio o palacio y hielo está.

Y seguimos con un gobierno y ayuntamientos afines, que lo único que les interesas es maquillar las cifras, echar la culpa de los contagios a la población y sanitarios, ni un perdón por su gestión ni un homenaje a las víctimas de esta pandemia, y es que cuando no te toca en tu familia, porque tienes “sanidad privada” y medios en la puerta de tu casa todo es más fácil.

Y es que vivimos en un país en donde la muerte de perro hizo que la gente saliera a incendiar las calles y 30.000 muertos hacen que se salga al balcón todos los días a aplaudir, cuando los sanitarios han pedido minutos de silencio de respeto hacia sus compañeros y material de protección, hacer fiestas cantando y bailando como si lo que está pasando no va con ellos y fuera una fiesta, la falta de información hace que la gente no sea consciente de la catástrofe, 900 muertos en un día son las personas que viven en mi barrio, solo tengo tristeza e incertidumbre de lo que viene…

Ruth Alaz

Publicidad