LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD
Publicidad

Día Mundial Sin Tabaco 2022: Salud Pública asegura que las posibilidades de abandonar el tabaco se multiplican por cuatro con ayuda profesional

 

El consumo de tabaco es perjudicial en cualquiera de sus formas: cigarrillos convencionales, puros y puritos, cigarrillos electrónicos, pipas de agua y también los nuevos dispositivos sin combustión

 

Publicidad

Las colillas suponen un contaminante de primer orden. Los filtros retienen restos de hasta 7.000 sustancias tóxicas y contienen acetato de celulosa, que es un microplástico difícilmente biodegradable

 

Salud Pública trabaja con la Federación Canaria de Municipios para activar un programa de Playas Sin Humo que protegerá la salud de las personas

 

La Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública del SCS, se suma a la celebración del Día Mundial sin Tabaco que cada año se conmemora el 31 de mayo y que esta edición lleva por lema El tabaco envenena el planeta. La campaña de la OMS se centra, por tanto, en el impacto medioambiental que produce el consumo de esta sustancia, especialmente por el perjuicio que ocasionan las colillas como contaminante ambiental dado que los filtros retienen restos de hasta 7.000 sustancias tóxicas y contienen acetato de celulosa, que es un microplástico difícilmente biodegradable, entre otros condicionantes.

El consumo de tabaco es la principal causa de pérdida de salud. Según los datos del Programa de Ayuda al Fumador de Canarias (PAFCAN), en el que participan 1.800 profesionales del SCS, casi 9.100 personas han iniciado tratamientos para dejar de fumar en los dos últimos años. La proporción de pacientes que han terminado el tratamiento y que consigue mantenerse sin fumar al menos seis meses es de 41 por ciento y la evidencia demuestra que las posibilidades de éxito para abandonar el tabaquismo en las personas que recurren a la ayuda de su médico o enfermera de Atención Primaria se multiplican por cuatro al cabo de un año. Según la Encuesta Europea de Salud de 2020 se estima que en Canarias fuma el 22 por ciento de la población mayor de 15 años (25,8 por ciento de los varones y 18,2 por ciento de las mujeres). Los tratamientos para dejar de fumar cuentan con financiación pública y se coordinan desde la Dirección General de Salud Pública con la colaboración de todas las Áreas de Salud, de la Dirección General de Programas Asistenciales y de los colegios oficiales de farmacéuticos. 

Desde enero de 2020 se financian en toda España dos fármacos para ayudar a dejar de fumar y además en Canarias se ha añadido, la Terapia Sustitutiva con Nicotina para que los pacientes fumadores del Archipiélago tengan todas las opciones farmacológicas disponibles.

Los especialistas recalcan que consumir tabaco es perjudicial en cualquiera de sus formas: cigarrillos convencionales, pipas, puros y puritos, cigarrillos electrónicos, pipas de agua y también los nuevos dispositivos de tabaco sin combustión. Cada año se registran más de ocho millones de muertes relacionadas con el consumo de tabaco, según señala la OMS.

Otras actuaciones de Salud Pública frente al tabaquismo

En el programa de tabaquismo de la Dirección General de Salud Pública se han establecido unas prioridades, acordes con al Convenio Marco de la OMS y con los acuerdos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Podemos distinguir tres grandes áreas:

La promoción de espacios libres de humo. Programa Playas sin Humo de Canarias

La Dirección General de Salud Pública del SCS está trabajando con la FECAM para poner en marcha el programa Playas Sin Humo para lograr espacios libres de humo de tabaco que protejan la salud de las personas y sirvan de ejemplo de una vida sin tabaco para las nuevas generaciones. En Canarias hay más de 500 zonas de baño que constituyen un entorno natural favorable para el desarrollo de actividades al aire libre y la práctica de ejercicio físico en un ambiente que debe procurarse que sea lo más saludable posible.

La prevención del consumo. En este campo destaca el Programa ITESplus, de Intervención sobre Tabaquismo en Enseñanza Secundaria. A través de talleres interactivos, aporta información adaptada a la edad de los alumnos, intenta modificar valores y actitudes erróneas frente al tabaquismo e intenta proporcionar habilidades a los jóvenes para poder vivir una vida sin tabaco, insistiendo especialmente en las nuevas formas de consumo (cigarrillo electrónico, tabaco sin combustión, pipas de agua). En el curso 2021-22 han participado 73 centros docentes y se han renovado los materiales, diseñando nuevas intervenciones para adaptar el programa a las nuevas formas de consumo y a las nuevas estrategias de la industria tabaquera.

Promoción de la salud. A través de la estrategia de Los Círculos de la Vida Saludable. Para incentivar a los fumadores a realizar un intento serio para dejar de fumar y del programa PAFCAN.

El tabaco envenena el medio ambiente

El cultivo de tabaco deteriora la tierra y precisa gran consumo de agua y cantidad de productos químicos y pesticidas, que deterioran el terreno y pueden alterar la salud de los agricultores. Para el curado y secado de las hojas de tabaco se deben talar miles de árboles, lo que produce pérdida de masa forestal, perjudicando claramente los ecosistemas cercanos.

Además, las colillas suponen un contaminante ambiental de primer orden. Los filtros retienen restos de hasta 7.000 sustancias tóxicas y contienen acetato de celulosa, que es un microplástico difícilmente biodegradable. La luz ultravioleta fragmenta sus componentes en pequeñas hebras plásticas que pueden ser ingeridas por los moluscos y peces costeros, entrando así estos tóxicos en nuestra cadena alimentaria. Se calcula que dos tercios de las colillas acaban en el medio ambiente.

Con el proyecto en elaboración Playas sin Humo de Canarias se aspira a eliminar este tóxico contaminante de nuestras playas y zonas de baño. En colaboración con la Federación Canaria de Municipios (FECAM) se pretende informar, concienciar y conseguir que no se consuma ningún producto del tabaco en nuestras playas.

Publicidad
Publicidad