LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

Día de la enfermería

Tenerife 12/05/2021, Alexandra Smith

 

“Qué hubiera sido de nosotros durante este último año si no hubieran estado ellos” es una frase que hemos leído u oído bastantes veces desde que nos confinaron por la pandemia. Sin duda, cuando la vemos o escuchamos sabemos que se refieren al personal sanitario, entre los que se encuentran las enfermeras y los enfermeros. Pero ¿por qué solo les hemos valorado en este momento?

Siempre han estado ahí, siempre han hecho falta y parece que solo nos hemos dado cuenta gracias a un virus.

El papel de las enfermeras y los enfermeros es esencial para que recibamos una asistencia sanitaria de calidad, desde su papel indiscutible en accidentes cotidianos hasta la ayuda durante los últimos días de vida del paciente o, incluso, en guerras internacionales. Y es que, según la Organización Mundial de la Salud, es sobre el personal de enfermería donde recae la mayor parte del trabajo que se realiza en los hospitales, llegando a ser cerca del 70%.

No me puedo imaginar la presión a la que pueden llegar a someterse, ni los turnos, guardias u horas extras que hacen a diario. Sin embargo, aun así, cuidan los detalles con atención, saben escuchar y hablar con los pacientes, ayudar con palabras de aliento y consuelo, sentir empatía y preocuparse porque estén lo más cómodos y lo mejor atendidos posible.

A pesar de ello, ha tenido que surgir un suceso tan insólito como una pandemia mundial para darnos cuenta de su valía. Está bien que les dedicáramos aplausos durante algunas semanas o algunos meses, pero no solo debemos agradecer el
trabajo de estos profesionales de esta manera. Cuidándonos y contribuyendo a que no tengan tanta carga de trabajo son formas más útiles y productivas de reconocer su labor.

En definitiva, el personal de enfermería es esencial en el conjunto de cualquier sociedad, aunque a veces eso pase desapercibido. Todos deberíamos entender que invertir en la asistencia sanitaria es un beneficio, no un coste, y que cada
céntimo que se emplea a su favor aumenta el bienestar de las personas y las familias.

Hay un dicho que dice “cuando eres enfermero/a sabes que cada día tocarás una vida, y puede que una vida cambie la tuya”, así que por todas esas vidas, por haber estado y por estar, por su fuerza, valentía, dedicación, amor y vocación: gracias.

Publicidad