LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

Carta abierta al equipo de Jóvenes Nacionalistas de Canarias.

El 20 de Mayo mis compañeros me elegían Secretario General de los JNC
(Jóvenes Nacionalistas de Canarias). Cierto es que era algo que me hacía
ilusión, tenía y tengo las ganas y la confianza intacta para trabajar
por Canarias, además había una cuestión bonita también, ser el primer
secretario general de JNC de Lanzarote, pero no es menos cierto que las
dudas siempre están.

Tenía 28 años, había terminado el Grado en Ciencias Políticas, y se me
presenta esta oportunidad, ilusionante desde luego, pero como casi
siempre, cuando uno abre una etapa nueva en su vida, los miedos le
corroen, esas hormiguillas por el cuerpo, esos pensamientos “y si no
estoy preparado”, “y si defraudó a mis compañeros”, “y si me da
vértigo”; en definitiva, que podía aportar un chico de Argana Alta a
Canarias, y otros “y si” que como son lógicos en un chico joven que
entra en la política nos surgen.

Han pasado diez meses, intensos, muy intensos, de muchísimo trabajo, de
muchos viajes que créanme cuesta compaginar con mi trabajo en la empresa
privada. Diez meses donde la organización se ha renovado en todas las
islas, donde hemos impulsado la creación de una comisión de igualdad con
objetivos muy claros y retos en materia LGTBI fundamentales para
entender la Canarias actual, donde hemos lanzado un proyecto clave para
nosotros en materia de cuidado y concienciación del entorno y el medio
ambiente como es el proyecto ‘Confianza en el Cambio’ con el peinamos
Canarias limpiando de plástico y basura nuestras playas, montes o
barrancos intentando crear conciencias colectivas sobre la importancia
de cuidar y proteger nuestra tierra. Nos hemos reunido con los
colectivos animalistas para comprender y aportar a la Canarias que
estamos intentando dibujar, con asociaciones feministas para crear la
Canarias definitiva en la que el género no sea una condición
diferenciadora, diez meses en los que hemos recuperado la calle habiendo
estado en este tiempo en cinco de las ocho islas recuperando el tú a tú
con nuestra gente, conociendo cada isla, sus calles, sus lugares
emblemáticos, acudiendo a manifestaciones, reivindicando la igualdad
salarial, la reivindicación de derechos LGTBI, abriendo un debate social
desde la octava isla, La Graciosa, para la inclusión de esta en la
bandera que los canarios y las canarias consideramos como nuestra,
reuniéndonos con varios directores generales, para conocer y reclamar
acciones fundamentales como la adecuación y modernización de la Ley
Canaria de Juventud, para escuchar, debatir y aportar al anteproyecto de
ley de tenencia y protección de animales, para conocer las acciones que
se estaban llevando a cabo en servicios sociales, en transporte, y un
largo etcétera. Incluso abrimos un proceso de participación histórico
para que nuestra imagen corporativa la crearan los jóvenes canarios
independientemente de su filiación política.

Estas son solo una parte de las cosas que me han pasado en diez meses,
después de todos esos “y si” del principio, pero lo más bonito ha sido
conocer a todos esos jóvenes de cada uno de los rincones de esta bendita
tierra con una vocación inexplicable por cuidar Canarias, por mejorarla,
por tratar de ayudar a todos los jóvenes y no jóvenes de esta tierra a
que vivamos mejor. Desde el primer compañero, hasta el último, no tengo
sino palabras de agradecimiento, charlas, anécdotas, trabajo y más
trabajo me están enriqueciendo tanto a nivel personal como profesional.

El comité permanente, los secretarios insulares, los compañeros y
compañeras que no son miembros de órganos nacionales y que se desviven
por la organización, por Canarias. Un equipo enorme, con una calidad
humana que peina todos los días cada barrio, cada municipio, cada isla.
Chicas y chicos que son parte de la calle, de asociaciones,
organizaciones, colectivos, clubes deportivos…

Son ellos el verdadero motor de esta organización, son ellos quienes me
han enseñado que a los “y si”, se les combate en equipo, con trabajo,
humildad, compañerismo. Que el reto de la vida, de la política es tener
un equipo que te haga crecer, y yo tengo la suerte, créanme, de tener el
mejor equipo que existe en Canarias.

Ellos son el corazón de Coalición Canaria, el presente de este partido.

Gracias por tanto, seguidos en la brega.

David Toledo, secretario general de los Jóvenes Nacionalistas de
Canarias.

Publicidad