LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

Canarias y otras diez comunidades acuerdan con la Agencia Española de Cooperación destinar gran parte del fondo de contingencia humanitaria al conflicto en Ucrania

Un total de 2,1 millones de euros contribuirán en 2022 a paliar las crisis humanitarias activas en diversos países

 

Canarias, como el resto de comunidades, aporta 50.000 euros al convenio de acción humanitaria

Publicidad

 

El Gobierno de Canarias, a través de la Viceconsejería de Acción Exterior y la Dirección General de Relaciones Exteriores, ha participado en la reunión entre once comunidades autónomas y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), en la que han acordado un nuevo fondo de contingencia de 2,1 millones de euros en el marco de su convenio de acción humanitaria para contribuir a paliar las crisis activas en Afganistán, Siria, los campamentos de población saharaui refugiada en Tinduf y Ucrania.

 

Canarias, junto a Galicia, Asturias, Cantabria, La Rioja, Murcia, Valencia, Extremadura, Baleares, Madrid y Castilla y León mantienen un convenio de ayuda humanitaria con la AECID para financiar de forma conjunta organizaciones internacionales en contextos humanitarios. Gran parte del fondo de contingencia del convenio irá dirigido este año a paliar la situación de las personas afectadas por el conflicto en Ucrania.

 

Canarias, como el resto de comunidades autónomas, destina 50.000 euros al convenio, y la AECID este año aumenta su aportación con 1,5 millón de euros, medio millón más que el pasado año. La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) participa también en este convenio en calidad de observadora.

 

Entre todas las administraciones deciden cada año a qué crisis humanitarias deben destinar los fondos. Un total de 400.000 euros se destinarán a dar respuesta conjunta al llamamiento de ayuda de la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) en Ucrania para apoyar su trabajo en el terreno, centrado en apoyar a las sociedades Nacionales de la Cruz Roja en la prestación de asistencia a dos millones de personas actualmente en situación de vulnerabilidad por la escalada del conflicto.

 

En Afganistán se cofinanciará el llamamiento del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), con el objetivo de promover la protección de las personas afectadas por la violencia y el respeto de su derecho de acceso a bienes y servicios esenciales, apoyar la atención médica, mejorar los servicios de agua y saneamiento y ayudar a la Sociedad de la Media Luna Roja Afgana a fortalecer sus capacidades. También se busca garantizar que el trato y condiciones de vida de las personas detenidas cumplan con los estándares reconocidos internacionalmente, y promover la aceptación y apoyo a la acción humanitaria basada en principios y el respeto del derecho internacional humanitario.

 

En Siria se apoyará el trabajo de UNICEF en el sector de la educación en emergencias, centrado en la rehabilitación de escuelas de educación básica en el país. Se promoverá así el acceso a la educación básica, incluyendo unidades sanitarias y de higiene con enfoque de género, espacios de recreo y mejoras para el acceso de niños y niñas en situación de discapacidad.

 

Por último, en los campamentos de población saharaui refugiada en Tinduf (Argelia), el apoyo conjunto de AECID y CCAA permitirá al Programa Mundial de Alimentos (PMA) cubrir las necesidades básicas de alimentación y nutrición de más de 130.000 personas a través de la distribución de productos alimentarios básicos.

 

El Fondo de Contingencia mantendrá una reserva de al menos 200.000 euros para poder responder con urgencia a otras posibles crisis o bien complementar las respuestas ahora anunciadas en el medio plazo.

 

El convenio está vigente desde 2018 y tiene como objetivo la coordinación de la gestión pública en la acción humanitaria de España, sumar y coordinar recursos financieros, humanos y técnicos para mejorar el impacto y calidad de la ayuda humanitaria española en el exterior.