LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD
Publicidad

Aparecen dos cetáceos varados en la costa majorera

El Cabildo recuerda la importancia de dar aviso al 112 en caso de avistamiento de fauna accidentada

Publicidad

El Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura ha activado dos veces esta semana el protocolo de varamiento de cetáceos, para dar una pronta respuesta ante el hallazgo de un calderón gris en la zona de Caleta de Fuste y un delfín moteado en Corralejo.

 

El primero de ellos, un espécimen de calderón gris de 2,5 metros de longitud y 200 kilogramos de peso, fue hallado este martes, 4 de enero, en Caleta Corcha, en una zona ubicada entre Caleta de Fuste y Costa de Antigua. Los agentes de Medio Ambiente realizaban un seguimiento al animal, que fue avistado a escasos metros de la costa el día anterior. Nada más varar, fue retirado de la costa y llevado al Complejo Ambiental de Zurita, donde el grupo veterinarios de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias y especialistas del SECAC (Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario), contratados por el Gobierno de Canarias, realizaron la toma de muestras y necropsia del animal ese mismo día.

 

Al día siguiente, 5 de enero, arribaba un delfín moteado del Atlántico Juvenil a la playa del Moro, en el Parque Natural de Corralejo, de aproximadamente 1,59 metros de longitud, el cual presentaba signos evidentes de mordiscos. Tras un aviso ciudadano, equipos del Cabildo se desplazaron a la zona para su retirada. El ejemplar se encuentra actualmente en la cámara de congelación de la Estación Biológica de La Oliva, a la espera de su necropsia.

 

La consejera de Sostenibilidad Medio Ambiental, Lola García, destaca la importancia de la colaboración ciudadana en caso de varamiento, lo cual posibilita una pronta actuación por parte del Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura y el aviso al personal de la Red Canaria de Cetáceos Varados, quienes son responsables de registrar los datos biométricos y necropsias. Esto permite recoger muestras biológicas para diversos estudios científicos. Unos datos que son fundamentales para conocer mejor la biología de estas especies y ayudar en su conservación.

 

Por ello, en caso de avistamiento o hallazgo de este u otro tipo de fauna accidentada, es preciso dar aviso al 112.

 

En Fuerteventura, Lanzarote y Gran Canaria podemos observar al calderón gris durante todo el año, en grupos de entre 5 y 25 ejemplares, acercándose incluso a la orilla. Cuando nace tiene una coloración gris que se va volviendo más clara con la edad. En los adultos se pueden observar numerosas cicatrices o rasguños en su cuerpo, producidos por los dientes de sus congéneres, u otras adversidades. Su peso oscila entre los 300 y 680 kilogramos, pudiendo alcanzar unos cuatro metros en la edad adulta, y se alimentan de pulpos y calamares que capturan en las profundidades.

 

Por su parte, el delfín moteado del Atlántico es de hábitos oceánicos y se suele avistar a una profundidad de entre 600 y 900 metros, cerca de las costas, pudiendo ser observados en nuestras islas, preferentemente durante el invierno y primavera. La característica distintiva de la especie son las numerosas manchas que van apareciendo, aunque los ejemplares juveniles no están moteados. Se caracteriza por su curiosidad, acercándose con frecuencia a la proa de las embarcaciones.

Publicidad
Publicidad