LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

Cs demanda ayudas para que los vendedores ambulantes compensen las pérdidas generadas por la crisis sanitaria

Fernández de la Puente afirma que “este sector se ha convertido en uno de los más afectados por las restricciones derivadas de la pandemia”

Canarias, viernes 25 de septiembre 2020. El diputado de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento de Canarias, Ricardo Fernández de la Puente, ha demandado este viernes al Gobierno canario que “habilite ayudas económicas destinadas a los autónomos, pymes y socios cooperativistas que ejercen su actividad en puestos de temporada y vehículos itinerantes”, así como en “alguno de los incontables mercadillos que se celebran habitualmente en alguno de los 88 municipios del Archipiélago”.

Al respecto, y en el transcurso de la Comisión de Turismo, Industria y Comercio del Parlamento de Canarias, el parlamentario de Cs ha afirmado que “la venta ambulante ha demostrado ser una actividad económica rentable y sostenible, que contribuye al desarrollo económico de las ciudades y los pueblos”, pero que, “en estos momentos, es también uno de los sectores más duramente golpeados”.

Publicidad

Fernández de la Puente ha señalado que “Ciudadanos hace suyas las preocupaciones del sector y, por ello, pide al Gobierno de Canarias ayudas económicas dirigidas a este colectivo”. Un colectivo entre los que se encuentra el emblemático Rastro de Santa Cruz, “uno de los más numerosos de nuestras islas, con aproximadamente 800 puestos que son el sustento y la forma de ganarse la vida de unas 700 familias”.

La venta ambulante, según ha explicado el diputado de Cs, supone el 8% del comercio minorista de España, con más de 3.500 mercadillos en todo el ámbito estatal y alrededor de 40.000 titulares de puestos censados. Genera un volumen de actividad de 2.100 millones de euros, el 62% en régimen de autónomos y el 35% en régimen de cooperativa. Además, supone el principal nicho de empleo de la población gitana; una población en la que el trabajo autónomo representa el 47% de la población ocupada (unas 30.504 personas), en su mayoría dentro de la actividad ambulante.

Fernández de la Puente ha manifestado que “la venta ambulante se encuentra inmersa desde hace años en un progresivo proceso de precarización y destrucción de empleo”, lo que “está acabando con el medio de vida de muchas familias”. Por ello, a su juicio, “se hace imprescindible que esta modalidad comercial esté presente en los planes de reconstrucción implementados tras la pandemia de la Covid-19”.

Publicidad