LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

La nueva normativa alemana que rodea la advertencia de viaje

Con el anuncio del levantamiento de la advertencia de viaje global a partir del 1 de octubre, el
gobierno alemán responde a una petición urgente de la industria turística, permitiendo así
“viajar” nuevamente a unos 60 destinos.

La ventaja, para el sector turístico empresarial, es la siguiente: mientras no se aplique ninguna
“advertencia de viaje” a estas zonas, ya no se podrán efectuar cancelaciones gratuitas. Y,
desde un punto de vista psicológico, la nueva reglamentación podría garantizar que los países
afectados (países sin advertencia de viaje específica) vuelvan a ser reservados cada vez más, ya
que los clientes estarían adquiriendo confianza con esta normativa.

Además de poder realizar viajes a la gran mayoría de los estados miembros de la Unión
Europea, a los países asociados a Schengen, así como a Gran Bretaña, Mónaco, San Marino y el
Vaticano, a partir del 1 de octubre se podrán realizar viajes a países que han sido advertidos
hasta ahora pero que no están en la lista de países de riesgo. Se trata principalmente de
países con una baja incidencia de virus: Australia, China, Georgia, Japón, Canadá, Nueva
Zelanda, Ruanda, Corea del Sur, Tailandia, Túnez, Uganda, Uruguay, y Emiratos Árabes.*
*Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta las restricciones de entrada que estos países
impongan a los turistas.

Publicidad

Por ejemplo, China, debido al largo período de cuarentena y a los
pocos vuelos (chárter), sólo puede ser visitada por ingenieros y otros viajeros con necesidades
urgentes en temas de negocios; por otra parte, nos encontramos con el caso de Tailandia, que
por ahora ha impuesto una prohibición completa de entrada. Por supuesto, el gobierno
alemán no tiene absolutamente ninguna influencia en cuanto a estas restricciones.

“Recomendación de no viajar” frente a una “Advertencia de viaje”. Respecto a varios países,
como son Estonia, Finlandia, Islandia, Noruega, Letonia, y Lituania, el Gobierno alemán
trasladará a sus ciudadanos la recomendación de no viajar a estos destinos, no por motivos
que podrían amenazar la salud de los turistas, sino por las incomodidades de, por ejemplo,
tener que cumplir una cuarentena extensa y obligatoria a la llegada al país (país de destino).
El Gobierno también tiene intención de seguir con el desarrollo de un seguimiento más
enfocado en regiones, sobre todo en cuanto a las más turísticas, en vez de centrarse en el
nombramiento de un país entero como zona de riesgo.

Recordemos que aproximadamente cada 14 días se reúne en Alemania un comité para decidir sobre ello.

FVW

Publicidad