LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

16 farmacéuticos de Las Palmas participan en el estudio de Conciliación de la Medicación en España

En el estudio “Concilia Medicamentos 2” se han analizado discrepancias y errores de medicación tras el ingreso hospitalario de los pacientes.

• Las Palmas ha contado con 29 farmacias y 40 pacientes, así como con el servicio de farmacia del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín y la Clínica Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

• El 97,5% de los pacientes presentaron al menos una discrepancia en su tratamiento al alta hospitalaria, frente al 96,5% en el conjunto del estudio.

• Tras la prestación de este servicio, en más del 90% de los casos el paciente no volvió a ingresar en el hospital ni tuvo tampoco que acudir a los servicios de urgencias.

• La elevada proporción de pacientes que presentan cambios en su medicación tras un ingreso hospitalario pone de manifiesto la necesidad del Servicio de Conciliación de la Medicación.

El Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas ha participado en el estudio de investigación “Concilia Medicamentos 2”, sobre el Servicio de Conciliación de la Medicación al alta hospitalaria y que ha sido coordinado por farmacéuticos de distintos niveles asistenciales. Dicho estudio, liderado por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, ha contado con la participación de las universidades de Salamanca y San Jorge (Zaragoza), con la colaboración de Laboratorios Cinfa y la participación de otros siete Colegios de distintas provincias.

 

Publicidad

En el estudio han participado en total 145 farmacias y 10 hospitales, con un total de 204 farmacéuticos comunitarios, hospitalarios y/o de atención primaria y 622 pacientes. Sus resultados hacen patente que la intervención del farmacéutico a través del Servicio de Conciliación de la Medicación al alta hospitalaria es efectiva, con más de 860 intervenciones, un 80% aceptadas por el médico, que facilitaron en un 96,2% la continuidad asistencial a mayores de 65 años, pluripatológicos, polimedicados, y que habían permanecido ingresados durante unos 10 días.

 

En el caso de Las Palmas, de los 40 pacientes incluidos en el estudio, el 95% fueron conciliados en farmacias comunitarias, mientras que el 5% restante en farmacia hospitalaria, con seguimiento posterior en la farmacias comunitarias. Además, el 97,5% presentaron al menos una discrepancia en su tratamiento al alta hospitalaria, frente al 96,5% en el conjunto del estudio.

 

Este servidio ha demostrado que puede ser sostenible económicamente. En más del 90% de los casos, tras la prestación de este, el paciente no volvió a ingresar en el hospital ni tuvo tampoco que acudir a los servicios de urgencias.

 

En cuanto al perfil global de los pacientes del estudio cabe destacar que el 70,3% eran mayores de 65 años, en un 88,3% polimedicados (con más de 5 medicamentos) y en un 56,6% hombres. Las unidades en las que fueron dados de alta han sido principalmente de medicina interna, cardiología o traumatología, y todos presentaban al menos un problema de salud más y un medicamento más que cuando ingresaron.

 

En total, los farmacéuticos identificaron 2515 discrepancias, lo que supone un promedio de 4,2 discrepancia/paciente, y 739 problemas relacionados con la medicación (PRM), con una media de 2 PRM/paciente. En Las Palmas los farmacéuticos identificaron 145 discrepancias y 105 PRM. Los PRM más comunes, fueron falta de adherencia a la medicación, interacciones y falta de conocimiento del uso del medicamento. La identificación de PRM por farmacéuticos comunitarios es elevada, lo que demuestra la necesidad de un seguimiento más intenso de los pacientes en las transiciones asistenciales.

 

Este estudio demuestra la importancia de la coordinación y colaboración entre los farmacéuticos comunitarios y hospitalarios. La labor asistencial de los farmacéuticos de hospital es esencial en la identificación y resolución de discrepancias. Asimismo, la continuidad de esos pacientes en farmacia comunitaria permite resolver las discrepancias pendientes e incrementar la detección de errores de conciliación. Este hecho pone de manifiesto el beneficio de la colaboración entre niveles asistenciales.

 

Para el desarrollo del estudio los participantes han contado con un sistema de colaboración entre niveles asistenciales, una herramienta digital que ha permitido abordar las necesidades de los pacientes que son dados de alta del hospital y de los profesionales que los atienden. Además, han contado con el apoyo constante de los Formadores Colegiales (FoCo) de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos participantes. Este estudio da continuidad a la primera edición de esta investigación, desarrollada en 2016, en Avilés, Granada y Salamanca.

 

 

Publicidad