LA RADIO LOCAL DE FUERTEVENTURA
TU RADIO DE PROXIMIDAD

OPINIÓN: Idaira Rodríguez (En Marcha)

Cuando el ego supera la razón

Siempre he creído en lo público y en el estado democrático y de derecho en el que vivimos en nuestro país. La lucha por la igualdad, por alcanzar mejor justicia social, por mejorar la vida de las personas, en el camino de la eficacia y la eficiencia, me llevaron hace unos años a estudiar Derecho.

En la carrera aprendí que la Justicia no es justa. Bueno, lo puede ser para unos sí, pero para otros no. La Justicia -las leyes- no es más que el marco de convivencia de toda sociedad, las reglas del juego. Todos los ciudadanos deben guardar las leyes, con independencia de que creamos que sean justas o no.

Aquellos sentimientos que me llevaron hace unos años a matricularme en Derecho, me llevaron hace unos meses a dar el salto a la política, porque creo que es una vía muy válida para alcanzar aquello por lo que creo. Di ese paso de la mano de Pedro Amador, un compañero del que he aprendido mucho, no solo profesionalmente sino también en lo personal, por su profundo sentido del respeto y la responsabilidad.

Hace unos días veíamos en el grupo de En Marcha en el Ayuntamiento la cuenta general del año 2018 y comprobamos cómo el Ayuntamiento ha incumplido la regla del gasto y la estabilidad presupuestaria. Lo estudiamos con cautela, con seriedad, acudiendo a profesionales independientes y funcionarios de otras administraciones públicas, por si acaso lo que estábamos leyendo en los informes del interventor no fuese lo que nosotros creíamos que era. Pero andamos en lo cierto, la gestión económica del Ayuntamiento de La Oliva es un auténtico desastre.

Entonces, lo hicimos público porque creemos que la gente tiene derecho a saber qué se hace con su dinero y cómo se hace.

Y mis principios se dieron de bruces contra la realidad de la altura política de este Ayuntamiento. Coalición Canaria califica de pataleta nuestro comunicado que no es más que la transcripción literal de varios informes del interventor municipal y nos comparan con periodistas deportivos que critican al Real Madrid cuando gana la Champions, además de varios descalificativos y falsedades. Pero bueno, a lo mejor esto forma parte del circo político que se vive en estos tiempos de postureo.

Pero lo preocupante es que un alcalde y todo un concejal de Hacienda diga que han incumplido una ley, la de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, a sabiendas y que la ley les parece una norma injusta y desfasada.

Injusto y desfasado es que yo reciba una herencia y tenga que pagar un impuesto por algo que ya han tributado mis padres, pero la gente lo pagamos.

Injusto y desfasado es cobrar la plusvalía de aquellos inmuebles que no tienen incremento del valor del terreno y existe una sentencia que está recurrida ante el Tribunal Constitucional, pero algunos ayuntamientos lo siguen cobrando, incluso a pesar de esa sentencia.

Injusto y desfasado es que alquiles un piso y que cuando pretendas desahuciar al inquilino que lleva 5 años sin pagarte el alquiler, tengas que pasar una odisea, pero quien lo sufre cumple la ley.

Hay muchas normas injustas y desfasadas pero no podemos ir por ahí tomándonos la justicia por nuestra cuenta y diciendo arbitrariamente qué norma cumplimos y cuál no.

Demasiado infantil y paupérrima es la excusa que han buscado Isaí Blanco y Juan José Rodríguez para justificar su mala gestión. Por cierto, una recomendación a ambos: las leyes se cambian en el Congreso de los Diputados, así que los animo a presentarse a las próximas elecciones generales que se celebren y luchen desde el parlamento por cambiar las normas que les parezcan injustas y desfasadas. Hasta entonces, tienen el deber cumplir y hacer cumplir las leyes.

Pero es que lo que ha pasado es economía básica, de la que se da en la ESO. Lo que ha pasado en el Ayuntamiento es que tuvieron que hacer frente al pago de varias sentencias, es decir, tuvieron un gasto extra, pero no recortaron en otros gastos para no gastar más de lo que ingresaron.

Un ejemplo llevado a economía familiar. El mes que tenemos un imprevisto económico porque se nos rompe el coche, por ejemplo, no podremos ir a comer fuera los sábados, porque entonces estaríamos gastando más de lo que cobramos. Bien, pues esto que hacemos casi todos con nuestro dinero, es lo que no han hecho en La Oliva.

IDAIRA RODRÍGUEZ REYES

Portavoz adjunta de En Marcha en el Ayuntamiento de La Oliva

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat